Moscú en cautela, ante discursos aterradores de Ortega y Maduro hacia EE.UU.

La Tecla Fértil

196312-944-629

*V. Putin es el verdadero potenciador del nuevo orden ruso, agraciado por todos.

La madrugada del 9 de mayo de 1945, representantes del alto mando de la Wehrmacht firmaban en Berlín el acta de capitulación incondicional de Alemania, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa. De los 75 millones de muertos que se calcula que tuvo aquel conflicto, unos 27 millones, el mayor número, fueron ciudadanos de la Unión Soviética, cuyas fuerzas armadas fueron decisivas para la derrota nazi.

El 9 de mayo se organizan en toda Rusia y en la mayoría de exrepúblicas soviéticas actos en memoria de los combatientes antifascistas y víctimas de lo que aquí se conoce como Gran Guerra Patria. Uno de los más conocidos es el llamado “regimiento inmortal” (bessmertny polk), una marcha en la que los participantes portan retratos de sus familiares fallecidos en el conflicto. La primera marcha se convocó en Tomsk en 2012 ─aunque la idea se remonta al año 2007, cuando el presidente del consejo de veteranos de Tiumén organizó un evento similar─ y según el Ministerio de Exteriores ruso, se realizará en 40 países, entre ellos España, donde recorrerá las calles de Madrid, Barcelona y San Sebastián. En la marcha también se conmemorará a los republicanos españoles que combatieron en las filas del Ejército Rojo.

De todos los actos que se organizan con motivo del Día de la Victoria, el más conocido en Occidente es el desfile militar en la Plaza Roja de Moscú. Restablecido en 2008 no sin polémica, en este desfile, además de conmemorarse la contribución soviética a la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial, Rusia exhibe su músculo militar.

Algunos de los desfiles, estuvo marcado por la controversia, ya que varios jefes de Estado y de gobierno optaron por declinar la invitación del Kremlin y no asistir al acto, alegando motivos de agenda. Aunque el plante se pretendía, una protesta por las interferencias rusas en el conflicto ucraniano, la decisión fue interpretada por muchos ciudadanos rusos como un gesto de desdén hacia su historia.

El desfile de 2016 quizá no sea tan sonado como el de 2015, aunque no será menos interesante, pues se trata del primero tras la operación en Siria de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, que ha reforzado la condición de potencia militar del país (en la propia base aérea de Hmeymim, en Siria, se organizará un desfile del Día de la Victoria). Según informaron los medios rusos, en el desfile en Moscú se presentó la nueva versión del equipo de combate Rátnik y el nuevo caza Sukhoi Su-35S, que acompañarán a los vehículos militares presentados el año pasado: el tanque T-14 Armata, el vehículo de combate de infantería Kurganets-25 y el sistema de artillería autopropulsado Koalitsiya-SV. El diario Komsomólskaya Pravda destaca que ese, fue el primer año en que participen mujeres soldado de la Universidad Militar del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa.

Pero, más allá de los desfiles. La tensión con occidente todavía persiste y se ha agravado por las situaciones planteadas por Daniel Ortega y Nicolás Maduro Moros en la presentación de sus discursos hacia los Estados Unidos de Norteamérica. Por este motivo, Rusia conformó la creación de tres divisiones militares, dos de ellas en la frontera occidental del país

militares, dos de ellas en la frontera occidental del país como respuesta a la presencia ampliada de la OTAN en Europa. Según el ministro ruso de Defensa, las divisiones estarán completamente operativas y cautelación tecnológica para prevenir cualquier acción de fuerzas adversas al sentimiento de Moscú.

El premier, Vladimir Putin esta en un ambiente tenso, incluso en la seguridad interna.

. Un 5 de mayo, la agencia de noticias Interfax informaba que el Ministerio del Interior, en conjunción con los Servicios Federales de Seguridad (FSB), había detenido a una docena de personas con armas y explosivos que planeaba realizar un atentado en Moscú durante los festejos del 9 de mayo. Según el FSB, los detenidos actuaban “con instrucciones de líderes de organizaciones terroristas que operan en Siria y Turquía”, y, aunque no proporcionó más detalles, todo lleva a pensar en un atentado islamista como venganza por la operación rusa en Siria.

Ahora, Rusia se entiende con Siria. Es una confusión de informaciones delatoras que trastabillan cualquier acontecer histórico e ideológico. Putin, además de ex agente de la KGB, deportista y presidente de Rusia es un dinámico empresario que quiere arreglos comerciales con Occidente de una manera precisa.

Al otro lado de la frontera, el comandante de EUCOM ─el mando unificado de las Fuerzas Armadas de EEUU en Europa─ y de la OTAN para Europa, Curtis Scaparrotti, manifestó su intención de crear una nueva brigada militar permanente de tropas estadounidenses en Europa ,actualmente hay estacionados unos 75.000 soldados de ese país, la Alianza Atlántica anunciaba la creación de cuatro nuevos batallones ─unos 4.000 soldados─ en Polonia y las repúblicas bálticas.

Tal acumulación de fuerzas a ambos lados de la frontera ha incrementado el riesgo de incidentes. Ya a mediados de un abril, cazas Sukhoi Su-24 rusos pasaron muy cerca del destructor USS Donald Cook en el mar Báltico. Un oficial de ese buque citado por la BBC describió lo sucedido como un “ataque simulado y aseguró que la cercanía de los aeroplanos rusos “podría haber causado un accidente”. Además, poco después un helicóptero ruso sobrevoló la zona y supuestamente tomó fotografías del USS Donald Cook. Por su parte, los medios rusos recuerdan que el barco estadounidense, aunque navegaba en aguas internacionales, se encontraba a 70 millas navales de territorio ruso. En EEUU varios senadores han pedido que, de producirse un nuevo incidente, la armada estadounidense pueda abrir fuego en respuesta y derribar los aviones rusos. Varias voces en Europa han alertado de que no existe ningún memorando entre Rusia y la OTAN para gestionar este tipo de incidentes, sólo acuerdos bilaterales entre algunos de sus Estados miembro y Rusia para prevenirlos.

Recientemente, una jugada certera de cazas israelíes se cobraron esta acción, digo esto, porque la historia es una secuencia de ciclos en hechos singulares.

El incremento de la presencia militar de la OTAN en el Báltico no es nuevo: comenzó desde el año, cuando Estonia, Letonia y Lituania firmaron contratos multimillonarios con EEUU, Holanda, Noruega, Reino Unido y Polonia para la adquisición de armamento. El 25 de febrero, el ejército estadounidense llevó a cabo un desfile de blindados en Narva, una ciudad estonia con un importante porcentaje de población rusa y que se encuentra a escasos metros de la frontera con la Federación Rusa.

Las repúblicas bálticas y los países de Europa oriental esperan que tras la cumbre de la OTAN en Varsovia se “envíe una señal” a Moscú advirtiéndole de que el territorio de la Alianza será defendido pase lo que pase”. Esta cumbre coincidió con los ejercicios militares “Anaconda 2016” en Polonia, en los que participaron más de 25.000 soldados de 24 Estados miembro de la OTAN ─incluyendo España─, además de seis Estados de la llamada Asociación para la Paz. En estas maniobras, según la agencia ucraniana UNIAN, también se puso a prueba los sistemas de ciberseguridad y defensa contra lo que se ha denominado “guerra híbrida”.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ortega y Zelaya, airean a Centroamérica para debilitar toda América

Aventis

images (9)

La batalla por el poder busca agujerear a pulmón partido al sector opositor de la izquierda internacional para crear un caos, sin el respaldo de los partidos políticos y, juegan al hambre del pueblo, utilizándolos mediante un populismo absurdo. Hay calor en el ambiente y sobre todo en Centroamérica, donde clanes políticos buscan minimizar la situación irregular en Nicaragua creando un caos poblacional y empujando a la gente hacia EE. UU, creando un entusiasmo momentáneo y, dar lugar a la grandilocuencia oficialista de izquierda para fomentar contrataques para dar por vencido a movimientos de derecha que desean impulsar un nuevo orden de gobernar.

La falta de ética en todos los ámbitos es un problema de fondo y lo es también, por supuesto, en el tinglado político. Tenemos que preguntarnos, a dónde van los próximos candidatos y adónde queremos que lleguen, pero con los ojos bien puestos en los próximos años.

Honduras, esta en un desmadre total, ante la inoperancia del gobierno y Zelaya que no supo interpretar su verdad y sin ninguna ética motivo a las masas a marchar hacia México, buscando destabilizar a los Estados Unidos de Norteamérica.

De todos es conocido el éxodo masivo de personas que salieron de la zona norte de Honduras el pasado 14 de octubre de 2018 con rumbo a Guatemala, posteriormente intentan llegar a México, siendo su destino final los EEUU de América

Cuanto más corrupto es el Estado, más leyes tiene.  Tácito.

Algunos expresan que tiene un trasfondo político, otros humanitario e inclusive se dice que podría ser una mezcla de coyotaje, crimen organizado, engaño y aprovechamiento de la ignorancia o la inocencia de las personas más vulnerables en donde han puesto en riesgo la vida de muchas personas, al grado tal que ya cobra como consecuencia algunas incidencias.

Migrar es un derecho humano, pero debemos tener claro que ningún derecho es absoluto y que hay reglas que se deben respetar y que la soberanía de todo país le permite decidir los criterios de admisión y los criterios de expulsión de los no nacionales, incluidos aquellos que pudieron haber ingresado de forma legal a su territorio y peor aun los que hayan ingresado de forma irregular.

Los contingentes policiales que se ven en la frontera con Guatemala y la frontera con El Salvador no son para vulnerar el derecho de circulación que tiene toda persona nacional o extranjera. Son para resguardar el orden público y servirles y protegerles en caso sea necesario y comprobar que lleven sus documentos en orden.

Lo anterior lo expresamos, para que no engañen a los migrantes haciéndoles creer que todos se pueden acoger y amparar en ese principio, manteniéndoles la falsa esperanza que no los podrán retornar al país.

A los migrantes centroamericanos que logren entrar a México el presidente López Obrador les afirmó que su gobierno les dará visas de trabajo y les ofrecerá un empleo, preguntémonos ¿entonces por qué emigran tantos mexicanos, especialmente para Estados Unidos?

Veremos qué pasa con esa promesa, porque el mismo día que la hizo la frontera sur de México fue reforzada con agentes antimotines y hay contingentes fuertemente desplegados, uno en el puente Suchiate 11 y otro en el puente internacional Talismán del municipio de Tuxtla. Para asegurarse que todos tengan sus documentos en legal y debida forma para ingresar a México. Caso contrario serán expulsados.

Lo que sí deben tener claro nuestros migrantes es que a los EEUU no van a poder ingresar sino cuentan con una visa.

Ningún país puede ocuparse por sí solo de toda esta problemática y es aquí donde los países deben redoblar esfuerzos para trabajar de manera conjunta y los más fuertes cooperar con los más débiles.

De la misma forma, en el ámbito nacional los gobiernos no pueden arreglar solos este problema, están obligados a trabajar en armonía todas las instituciones del Estado, con el sector privado y con todas las Organizaciones No Gubernamentales que le apuesten de manera constructiva a Honduras.

Lo cierto es que, estas estrategias, no le están dando buenos resultados a los clanes comunistas que, desean apoderarse de las riquezas de algunas regiones. Provocando movimientos migratorios.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Dólar y Euro, su realidad ante la moneda china, un orden económico fundamentalista

Aventis

images (98)

Rusia, que en los noventa se reintegró en la economía mundial como país periférico (o semiperiférico), ha de desandar al menos una parte de ese camino, una tarea ingente, por enligada en los últimos años. Un buen ejemplo lo ofrece el sector agrícola. A comienzos de diciembre, Putin declaró en la Duma que Rusia debería alcanzar la autosuficiencia agroalimentaria en 2020. El portal Bloomberg informaba, citando fuentes del Departamento de Agricultura de EEUU, del buen estado que atraviesa la industria porcina rusa: la importación de carne de cerdo ha caído en un 80% desde 2012 y la producción ha mejorado sensiblemente desde el veto agroalimentario ruso en respuesta a las sanciones occidentales. “Para ser honesto, era una vergüenza económica para nuestro sector y para nuestro país que importásemos tales cantidades”, declaró Yuri Kovalev, presidente de la asociación del sector. La situación, añadió, “ha cambiado ahora drásticamente”. El sector espera un crecimiento del 5,6% en 2016 a 12.8% en 2018 y, la industria porcina se plantea incluso aumentar sus exportaciones a China, Hong Kong, Vietnam y Tailandia.

Aunque todo apunta a que el país se encuentra todavía lejos de repetir este logro en otros sectores, son varios los economistas que coinciden en señalar que las economías emergentes han mejorado su política económica y son ahora más resistentes a las crisis, luego de haber reducido su deuda y haberse dotado de instrumentos financieros para intervenir la economía. “Rusia cuenta con unas reservas de más de trescientos mil millones de dólares”, recordó Putin en una entrevista con el diario Bild. La pregunta es obviamente, ¿serán suficientes estas medidas ante la nueva situación?

Mientras las malas noticias económicas de Rusia se anuncian en los principales medios occidentales con la boca grande, se lamentan con la boca pequeña. A las quejas de los empresarios alemanes se sumó un diciembre, la del presidente de la Cámara de Comercio de Austria, Christoph Leitl, que calificó las sanciones de “sinsentido que no ha ayudado a cambiar nada”. “Necesitamos una base de confianza, porque ambas partes han sido perjudicadas mutuamente con las sanciones”, dijo Leitl en declaraciones al diario Der Standard. Cerca de 1.200 empresas austriacas exportan maquinaria y medicinas a Rusia por valor de 3.100 a 5500 millones de euros. Según el presidente de la Cámara de Comercio de Austria, las exportaciones han caído un 40% desde la introducción de las sanciones. “Hay tantos focos de crisis en el mundo que se impone a todos un cambio”, afirmó Leitl. “Es el momento ─continuó─ de poner fin a las sanciones, a través de conversaciones y negociaciones se consigue más que con sanciones”.

Es que la pelea entre dólar y euro, no trae beneficios públicos a nadie.

Se ha querido comparar en varias ocasiones la presidencia de Vladímir Putin con la de Leonid Brézhnev, cuyo mandato estuvo marcado por el inicio de la dependencia de la exportación de hidrocarburos y el denominado “compromiso histórico”, el “contrato social” por el cual el Politburó del PCUS garantizaba a las masas un cierto grado de estabilidad a cambio de la ausencia de conflictos sociales como los que Europa oriental vivió en la década de los sesenta. La consecuencia de todo ello fue el conocido “estancamiento”, un período marcado por el inmovilismo ideológico y el aumento del gasto militar mientras la apatía política y los procesos de desintegración de la economía seguían su curso. La ausencia de reformas agravó la situación hasta el desplome definitivo de la URSS, cuando ya eran difícilmente aplicables.

Aunque el de “estabilidad” ha sido un concepto clave en la presidencia de Putin ─en particular en comparación con el caos que caracterizó a la presidencia de Borís Yeltsin─, hay algo que diferenciar ─ideología aparte─ este período del de Brézhnev, y es, obviamente, que el Kremlin cuenta con un precedente a evitar. Las diferentes medidas económicas que ha adoptado o su política internacional, tendente a reforzar la multilateralidad y encontrar aliados entre los países emergentes, son una muestra en ese sentido. Mientras tanto, en el propio país, Putin parece gozar de lo que el periodista estadounidense Mark Ames ha llamado “momento Nixon”, en referencia a la “mayoría silenciosa” que ha constituido el respaldo de ambos presidentes, con base sobre todo en el interior de Rusia y escasamente representada en los medios de comunicación occidentales.

Por ahora todo indica que la popularidad de Putin permitiría a Rusia Unida no sólo revalidar, sino mejorar sus resultados, mientras que la oposición parlamentaria, que ha tenido un papel deslucido en la última legislatura, perdería fuelle.

Borís Kagarlitsky ha definido Rusia en uno de sus últimos libros como un “imperio de la periferia”. Para el conocido sociólogo ruso, la paradoja del país consiste en que, a pesar de haber sido económicamente parte de la periferia, la mayor parte de su historia como proveedor de materias primas (pieles, grano, hidrocarburos) al centro, Rusia fue, al mismo tiempo, un gran imperio europeo. Desde Stalin a Jruschov, los dirigentes soviéticos se propusieron que la URSS escapase a su condición de país periférico e incluso que “igualase y superase a América” en sus indicadores económicos.

En 1991 Rusia se reintegró oficialmente en la economía mundial como periferia. Con su estrategia de reestatalización de sectores clave de la economía, en particular los hidrocarburos, Putin permitió la recuperación parcial de ese estatus. En 2015 Rusia pudo volver a presentarse como potencia internacional frente a las pretensiones estadounidenses de reducirla a mera potencia regional, aunque aún integrada en el sistema-mundo. ¿Qué ocurrirá en 2016 a 2020, ante los previsibles shocks económicos? Resulta difícil saberlo. Rusia, eso sí, seguirá debatiéndose entre ser “imperio” y “periferia”.

Cabe añadir un clima de sospecha generalizada hacia Rusia, acusada, además, del envenenamiento del doble espía ruso, de querer desestabilizar a los países occidentales con injerencias en sus procesos electorales y campañas de desinformación en las redes sociales.

Los medios de comunicación rusos han destacado los encuentros de empresas de la Organización de Cooperación de Shanghái y los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), una cumbre de empresas del sector energético y una conferencia sobre el desarrollo económico del Ártico, una región cuyo control es creciente motivo de disputa entre varias naciones por los recursos naturales que atesora.

El centro de atención, en cualquier caso, han sido como era de esperar las relaciones entre Rusia y la Unión Europea. El lema de esta edición del SPIEF ha sido En el umbral de una nueva realidad económica. Esta “nueva realidad económica se refiere, entre otras cosas, a las sanciones que la UE y Rusia se han impuesto la una a la otra y que han afectado en diferente grado a sus respectivas economías. Por ese motivo de todos los invitados uno de los más esperados fue el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. En un discurso medido, Juncker destacó la interdependencia entre la UE y Rusia y puso énfasis en la necesidad de cooperar. “Aunque nuestra relación está marcada hoy por la desconfianza, no está rota de manera irreparable”, dijo. “Siempre he creído en la fuerza del diálogo”, añadió Juncker, quien habló incluso de un gran proyecto de futuro: “Nuestro mundo es hoy más frágil e incierto que nunca. Hemos entrado verdaderamente en una era de fragmentación. Y en este mundo Rusia tiene una oportunidad y yo diría que también un deber: utilizar este poder por el bien común, trabajando con la Unión Europea como socio. Para la Unión Europea y Rusia, la recompensa será algún día grande: una extensa región gobernada por el derecho, comerciando libremente y trabajando en proyectos comunes”. El presidente de la Comisión Europea, empero, también pidió respeto a la soberanía de Ucrania e insistió en que el inicio para restablecer los puentes era el respeto a los acuerdos de Minsk.

Unas palabras de reconciliación que, un día después, fueron reconocidas por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien en el mismo foro apostó por retomar la cooperación con la UE. “A pesar de todos los problemas, la UE es nuestro socio económico y comercial clave”, afirmó Putin, quien añadió: “Nosotros sólo respondimos [a las sanciones comerciales] y no guardamos rencor a la UE”.

Lo cierto es que tanto Emmanuelle Macron y Trump, desean alejar a Rusia del eje China- Venezuela- Bolivia- Cuba. El fin de esa meta es fortalecer el dólar y debilitar el yuan para darle más fuerza al euro, pero que este su valor por debajo del dólar.

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Putin, acopla a Rusia al desafío comercial de EEUU, Xi, con agallas excelsas ve a Bolivia

El Reportero del pueblo.

ejercicios-navales-rusia-china-580x330

Yushenko sin duda es intelectual y operativamente más pro occidental que Yanukovich, pero no se enfrentará a Rusia, eso es seguro, negociará, consensuará, dará un espacio importante a su vecino, pero permitirá el avance de EEUU y Europa en Ucrania, esto resulta inevitable hoy por hoy e irreversible en el mediano plazo. En esos términos si podemos afirmar que Rusia perdió, mucho más que negocios y posicionamiento geopolítico.

Cualquier ruso que quiera sentarse a un almuerzo dominical de filete de canguro no podrá tener ese privilegio. Esto es gracias a las restricciones comerciales que Vladimir Putin anunció la semana pasada, Australia -junto a la Unión Europea, Estados Unidos, Noruega y Canadá- encontró sus exportaciones de alimentos a Rusia bloqueadas inmediatamente. Las autoridades aún se plantean excluir de la lista de sancionados a Groenlandia y las Islas Feroe, que exportan grandes cantidades de pescado al mercado ruso.

Como suele suceder, el acceso ininterrumpido al mercado ruso no es algo que cualquier productor de alimentos puede dar por sentado. Rusia, el mayor mercado de Australia para la carne de canguro, también suspendió el comercio (por motivos de salud falsos) entre 2009 y 2013. Y mientras el canguro de Australia puede ir felizmente a otros lugares, los consumidores de Moscú tendrán que luchar para obtener sus marsupiales de los socios comerciales que quedan en Rusia.

Este es un ejemplo un poco el extremo en el que la Rusia ha llegado. Por alienar a sus vecinos, Rusia se ha privado a sí mismo no sólo de la carne de canguro de Australia, sino del vino moldavo, el chocolate ucraniano y las mandarinas georgianas. Sus consumidores están ansiosos por encontrar una variedad de cosas interesantes e innovadores que hacer con el trigo sarraceno.

Ahora, los rusos quieren los plátanos de Venezuela, Santa Bárbara del Zulia, ellos le dicen bananos y su conflictividad con el gobierno de La Habana, desde la época de los misiles, les ha traído niveles de conflictividad por la injerencia abierta de Cuba hacia Venezuela, creando odio hacia sus naturales y las familias soviéticas que desean emigrar. Ellos, necesitan de productos naturales de América Latina, pero los chinos es un obstáculo, como el gobierno regido por Raúl Castro y Miguel Diaz- Clane.

El intento de Moscú para construir un bloque comercial regional con una amplia gama de productos ha sido un fracaso total. Rusia ha tratado de crear un centro de gravedad económico alternativo de la Unión Europea, pero los únicos países que pueden persuadir a participar tienen que ser sobornados o intimidados para unirse a través del control de Moscú sobre el suministro de gas. Al no haber podido diversificar su economía y permanecer dependiente de los alimentos y otros bienes de consumo en el extranjero, los intentos de Rusia para castigar a los socios comerciales mediante la restricción de las importaciones infligen mucho más daño a sí mismo.

Los países de Europa central y oriental, y en particular los antiguos estados soviéticos, tienen que elegir entre una orientación económica hacia Rusia o hacia Occidente. La UE ha ofrecido acceso comercial (y miembros de pleno derecho para algunos) y alentó a los gobiernos para que encajen en el sistema de comercio mundial al unirse a la OMC. Rusia ha construido una unión aduanera que comprende en sí, Bielorrusia y Kazajstán, más ambiciosamente llamó a la Eurasian Economic Unión, y expuso una gran cantidad de energía tratando de recuperar en ella a Ucrania, Armenia y Kirguistán.

Pero, en Rusia hay empresarios y Putin al igual que Trump lo es, pero los norteamericanos buscan extender sus niveles de gracia corporativa, los chinos y rusos, repito se organizan en clanes que revisten una posición mafiosa, repartiéndose la gigantesca tarta de recursos naturales que representa la Federación Rusa. Prácticamente, todos forjaron su carrera desde posiciones previas ventajosas o haciendo negocios oscuros protegidos por las primeras medidas aperturistas decretadas por Mijail Gorbachov, como, por ejemplo, la ley de Cooperativas de 1988. Hay personajes como Boris Berezoski y Román Abramovich, o menos conocida Vladimir Gusinsky, Vladimir Potanin u Oleg Deripaska

Los empresarios que menos escrúpulos tuvieron se hicieron inmensamente ricos a raíz de la privatización masiva iniciada en 1992 por un joven viceministro rubicundo. El plan del reformista  y empresario Anatoli Chubais, fiel aliado del presidente Boris Yeltsin, consistió en la emisión de ‘vouchers’ o bonos que fueron entregados a cada ciudadano ruso. El valor nominal de cada uno de esos bonos era de 10.000 rublos, cifra suficiente en aquel entonces para comprar dos coches de fabricación nacional. Sin embargo, como demostró la realidad, su coste real era muy inferior. La gente malvendió esos papeles del Estado a banqueros especuladores o incluso los utilizó como posavasos. En definitiva, se privatizaron en seis años 130.000 empresas públicas mediante el sistema de ‘vouchers’ y de subastas de acciones.

que acabó con el Gobierno de Viktor Chernomidin, a la postre un oligarca gasístico reconvertido en político. La inestabilidad política entró en una espiral sin control donde los primeros ministros cesaban con inédita rapidez. El país se sumió en una crisis sin precedentes.

Hasta que llegó, Putin para hacer las correcciones pertinentes.

Yeltsin, demasiado ocupado en su lucha a muerte contra las fuerzas comunistas, había acabado sometido y atrapado en la tela de araña de esa elite sedienta de dinero. Enfermo y agotado, el presidente ruso entregó las llaves del Kremlin a una persona que le garantizaba, por un lado, una jubilación tranquila y, por otro, el fin del reinado de los oligarcas. Y Putin cumplió con creces la promesa dada al zar.

Ahora se enfrenta a nuevos desafíos de sus aliados, la corrupción de Venezuela y la injerencia del gobierno de La Habana en temas de su no competencia y, el paso de la droga del Sur hacia el mundo europeo que ya atornilla las fronteras rusas.

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Putin, ve como escollos a Venezuela, China y Cuba, en nueva integración geopolítica- territorial

Aventis

e0b5367b3725b96bf017e0d5c6ae4e9d

Muchos europeos temen que, debido a su vasto tamaño geográfico, una admisión de Rusia en la Unión Europea anulase la influencia de la que los 27 estados miembro ahora gozan en el plano internacional. Por otra parte, el orgullo ruso excluye la posibilidad de que el país se convierta en otro apéndice de soberanía nacional limitada y perpetuamente dependiente de la burocracia de Bruselas.

La inclusión de Moscú en el pacto europeo viene tratándose en medios diplomáticos desde 2016 y Putin resguarda sus celos en relación a Latinoamérica, donde un clan de perniciosos comunistas dañados por las organizaciones criminales que distribuyen y exportan la amapola, coca y plantas exóticas quieren, ahora perpetuarse en el poder, aprovechándose de China en su nueva ruta de la seda.

La OTAN es otro de los obstáculos a la cooperación bilateral entre Rusia y Occidente. El bloque militar, que muchos rusos ven como una reliquia de la Guerra fría que debería desmantelarse como si fuese un viejo tanque, no tiene ninguna intención de cooperación sincera con Moscú, algo que ha quedado demostrado con el ambicioso proyecto de los EE.UU. y la OTAN de construir un escudo antimisiles en los territorios del antiguo Pacto de Varsovia. Occidente ha formado una coalición político-militar que no incluye a Rusia y China es un país aferrado a su aislamiento, históricamente cauteloso a la hora de construir alianzas internacionales. Todo ello fuerza a Rusia a adoptar una posición nada cómoda, en la que no puede más que confiar en sí misma y maniobrar con pragmatismo.

Tras su viaje a Rusia, a comienzos de la Guerra fría, el poeta estadounidense Robert Frost resumió su visita con una frase memorable: Si usted no conoce la grandeza de este país, yo sé de alguien que sí lo hace: Rusia.

Si los rusos conocen o no está grandeza puede que aquí no importe demasiado. Hoy más que nunca el país se encuentra en una situación en la que debe depender de sus propios recursos (resources) e inventiva (resourcefulness) para mantener su posición como uno de los centros mundiales de poder. Es más, parece que no tiene más opción que ésa.

Rusia debería seguir siendo un centro de poder político independiente, declaró Alexey Pushkov, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma (Parlamento) en una rueda de prensa. De hecho, la situación internacional determina nuestras decisiones.

No olvidemos que Occidente ya está integrado, recordó Pushkov. Hay dos sistemas de integración, la Unión Europea y la OTAN, y nosotros no tenemos acceso a ninguno de ellos.

No sólo Occidente ha rechazado la voluntad de Rusia de cooperar en el proyecto, sino que rechaza aportar pruebas, más allá de una mera declaración de intenciones escrita, de que el proyecto no tendrá como objetivo, en un hipotético escenario en el futuro, al territorio ruso, lo que ha conducido a muchos observadores rusos a la conclusión de que Estados Unidos está aflojando la correa de la OTAN.

Pero, las últimas actitudes de la izquierda en occidente, obligan a tomar nuevas actitudes y, porque abandonaron a Cristina, dejándole todo el poder a Mauricio Macri, un empresario ultraderechista que acabó con toda las pampas y Patagonia y, permitió implosionar al submarino Ara San Juan, con lo mejor de la Armada Argentina en este nuevo orden político e ideológico.

La OTAN es una unión en la que sus miembros son formalmente iguales, pero como George Orwell escribió en Rebelión en la granja, ‘Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros’, declaró el parlamentario.

La tensión innecesaria que la disputa sobre el escudo de defensa ha supuesto para las relaciones entre Rusia y Occidente, hoy en punto muerte, es el equivalente a lo que fue la crisis de los misiles en Cuba para la generación anterior. La única diferencia es que el sistema estadounidense está siendo vendido como un escudo, no como un elemento militar desestabilizador que es capaz de pasar rápidamente de una función defensiva a una ofensiva. A la luz de este proyecto el ‘reset’ anunciado por la administración de los EE.UU. en la diplomacia con Rusia se asemeja más bien un programa cuidadosamente diseñado para que Rusia baje la guardia.

Sin embargo, Moscú no se ha dejado engañar y no habrá que esperar a que los historiadores nos expliquen lo que ya es obvio para muchos: que está en marcha una carrera armamentística. El presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, ha convertido el gasto militar en una de sus principales prioridades, a pesar de las advertencias de los economistas de que un gasto militar creciente puede acabar lastrando el presupuesto del país. Los gastos de defensa para 2012 se estimaron en 677 mil millones de rublos (21 mil millones de dólares estadounidenses).

Entre 2011 y 2020 el Ministerio de Defensa ruso se ha comprometido a renovar el 70% de su armamento y a desarrollar modernos sistemas de precisión. Está previsto que Rusia gaste 23 billones de rublos (718 mil millones de dólares estadounidenses) para modernizar su ejército a lo largo de la próxima década.

Pero, Siria y Venezuela, constituyen el gran escollo y desafío para Putin que, no ve respuestas de progreso diplomático por parte de las Cancillerías de La Habana y Venezuela.

.

A quienes sorprenda la elevada cifra deberían tener en cuenta por qué Rusia ha adoptado estas medidas. Se estima que los Estados Unidos destinan cerca de un billón de dólares a financiar su complejo militar-industrial, que ha crecido hasta alcanzar tales dimensiones que ni los demócratas ni los republicanos tienen la menor idea de cómo enfrentarse a este monstruo.

Naturalmente, todos los países que no reciben felicitaciones de la Casa Blanca por Navidad tienen motivos para alarmarse ante el desarrollo de estos acontecimientos.

No contribuye a la calma que el hombre que podría reemplazar próximamente al presidente estadounidense Donald Trump, este preparado para coordinar lo que Putin y Trump han ejecutado hasta hoy, por la globalización, su contrincante en las elecciones pasadas, el republicano Mitt Romney, haya declarado abiertamente que Rusia es nuestro enemigo geopolítico número uno, implica una nueva verdad escolástica. Rusia no esperará, bueno es decirlo, al resultado de las elecciones antes de guardarse las espaldas.

,Moscú todavía tiene que enfrentarse a la posibilidad de que otro político que no tiene reparos en recurrir a las decisiones bélicas y en ello no se diferencia demasiado de un neocon, ocupe el cargo los próximos cuatro años.

Mientras tanto, la situación en Oriente, aunque no tan ominosa como en Occidente, no proporciona a Rusia más que algunas oportunidades de negocio basadas en los recursos naturales.

Pushkov, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores, descartó las posibilidades de que Rusia pudiera forjar uniones político-militares con los países asiáticos. Simplemente no le interesa China.

No hay ninguna certeza de que podamos llegar a establecer una unión en Oriente, pues no existe ningún bloque que lo permita, señaló. China no desea cerrar acuerdos militares ni los necesita porque se adhiere al principio de ‘manos libres’ en materia de política exterior.

Cierto, mantenemos excelentes relaciones, tenemos un acuerdo estratégico y somos aliados en numerosos campos, pero difícilmente podemos formalizar estos acuerdos en un tratado especial, al menos en el futuro próximo, concluyó en una oportunidad AlexeiPushkov.

Esta situación sitúa a Rusia, a caballo entre Oriente y Occidente, en una posición nada cómoda. Rusia tendrá que confiar en sí misma en vez de apostar por alianzas que garanticen su seguridad futura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Putin, busca englobar su poderío en Rusia, ante peligro de la OTAN

El reportero del pueblo.

 

Mijaíl Gorbachov trató de acabar con el totalitarismo y acabo con el régimen del Partido Comunista; trató de introducir libertades a través del Estado y destruyó el Estado; trató de liberar el imperio conservando sus fronteras y liquidó el imperio, es decir, la URSS
Rusia ha construido a través de su historia una autovisión imperial, esta condición, excede el marco reciente, Rusia ha sido un imperio tanto bajo Lenin como bajo los Zares, la identidad mesiánica, constituye en Rusia, una concepción atávica, el Zar de Todas las Rusias, creía que Rusia tenía una misión en el mundo, casi salvadora, Fedor Dostoievski planteaba estas ideas mesiánicas, los protagonistas de sus novelas se refieren reiteradamente a la misión mundial de Rusia y subrayan la idea de que la salvación de la cultura rusa no reside en el “Occidente decadente”, sino en el espíritu originario del pueblo ruso. Dostoievski subraya particularmente la fe en la ortodoxia rusa y en su misión ecuménica. Para él, el pueblo ruso es el único portador de la salvación, y por eso -desde luego- es el llamado a renovar o salvar en el futuro al mundo, Al pueblo ruso -recalca Dostoievski- le fueron dadas las llaves de la vida y del nuevo Logos. La misión de los rusos, únicos depositarios de la fe genuina en Dios, es Europa y la humanidad entera. El pueblo ruso es el representante, el guía y el salvador de la pobre humanidad y, por supuesto, su amo, ya que Europa no debe olvidar que Rusia ocupa la sexta parte del mapamundi.

En su concepción mesiánica Dostoievski definió con toda claridad el panrusismo y el exclusivismo de la santa ortodoxia rusa.

Los comunistas creían lo mismo. Por eso cuando Marx, erró en su pronóstico diciendo que la revolución se daría del centro a la Periferia, siendo Rusia en el siglo XIX, parte de la periferia, no tuvo en cuenta el autoconvencimiento del pueblo Ruso sobre Su misión rectora en el Mundo. El nuevo nacionalismo ruso se apoya en la idea del destino imperial y continental de la Rusia.

Pero con Ucrania es mucho más que eso, Los Rusos, se acostumbraron, porque crecieron en ese escenario, que Ucrania era Rusia. Recuerdo que, en Ciudad Ojeda, muy pequeño mi vecino era ucraniano, su esposa y dos hijas hembras, debía siempre aclarar que no era rusa, no solo porque Ucrania, pertenecía a la URSS, sino porque, para el mundo, digamos hoy para la opinión pública mundial Ucrania de alguna manera es Rusia.

Y los rusos no se resignan a no ser Imperio, el gobernar Chechenia, Osetia y otras repúblicas les da la oportunidad de seguir pensando en términos del pasado, léase siglo XX, pero también XIX, XVIII, y más.

Para el ruso medio mayor de treinta y cinco años, que creció con Ucrania, como una provincia, resulta increíble pensar en que es otro país. Por eso en la lucha por Ucrania entre Rusia y Occidente, para Rusia se juega mucho más que petróleo negocios o Geopolítica, se juega la identidad, la nueva, el honor y todas aquellas cosas que en el terreno personal están por sobre los negocios

Ucrania estuvo gobernada por Moscú durante más de 300 años, desde que ambas naciones se unieran mediante un tratado en 1654. Se convirtió en república soviética el 30 de diciembre de 1922. De 1941 a 1944 estuvo ocupada por la Alemania nazi y, una vez liberada por el Ejército Rojo, volvió a la órbita de la URSS.

Tras la intentona golpista del 19 de agosto de 1991 contra el presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, Ucrania se proclamó independiente el día 24, decisión que fue ratificada en referéndum (1 de diciembre de 1991) por el 93 por ciento de los ucranianos.

En el actual tablero internacional Ucrania ocupa un lugar de aliado o cercano estratégico de Rusia, y con sus gasoductos y su salida al Mar Negro, conforma un enclave geopolítico de importancia clave para los objetivos de la política exterior norteamericana.

Antes de 1991, Moscú controlaba una porción enorme de tierra, desde el océano Pacífico hasta los Balcanes

Desde que imperio se desarmó, visión a la que se resiste Rusia, la Unión Europea y la OTAN han extendido su poder hasta la frontera rusa, integrando incluso a ex repúblicas de la órbita soviética, como Estonia, Lituania y Letonia. Georgia, otro de los vecinos de Rusia, tiene en la actualidad un gobierno pro estadounidense.

Moscú se siente cada vez vulnerable, y menos imperio, algo inaceptable, para el nacionalismo ruso, sobre todo en Ucrania, un país más grande que Francia, ubicado en un punto clave, justo en la puerta de entrada a Rusia.

A diferencia de otros países de la ex URSS, Ucrania no ha sido escenario de conflictos étnicos. Una importante minoría de su población es rusa y utiliza el ruso como lengua madre en vez del ucraniano. El primer mandatario del país fue el antiguo líder del partido comunista, Leonid Kravchuk, quien presidió un periodo de crisis económica e inflación. En 1994, Leonid Kuchma ganó las elecciones y abogó por estrechar los lazos con Rusia.

Ucrania no estaba preparada cuando inesperadamente logró la independencia en 1991, tras el colapso de la Unión Soviética

Tanto el presidente ruso Vladimir Putin, como el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, un ortodoxo de alguna forma neosovieticas, por algunos calificado como el último gran Stalinista, apoyaron abiertamente a Yanukovich

Putin no tuvo problema en felicitar a su candidato aun antes de que las autoridades electorales dieran su controversial veredicto, y en criticar desde su visita a Lisboa a quienes cuestionaban el resultado, los gobiernos de la Unión Europea y Estados Unidos denunciaron el fraude y se negaron a reconocer a Yanukovich.

Para Putin, la ampliación de la Unión Europea significó que la esfera de influencia occidental se le acerco demasiado, en un momento en que tiene puestos sus objetivos en lo que los rusos llaman el ‘extranjero cercano’. Su objetivo estratégico es estrechar la actual dependencia económica, energética y militar de Ucrania, Bielorrusia y Kazajstán, y de ahí que fuera absolutamente indispensable que ganara el candidato favorable a sus intereses.

Además, Putin muestra cada vez más una faceta autoritaria que, lejos de afectar su popularidad, la ha elevado a niveles que envidiaría cualquier líder occidental. Putin ha ubicado en el país a sus viejos compañeros de cuando era agente de la KGB, se enfrentó con los ‘oligarcas’ de la industria petrolera, controla la radio y la televisión, eliminó la elección popular de los gobernadores y ha recuperado el discurso de la ‘gloria nacional rusa’. Todo, con el apoyo creciente de la opinión pública.

En este cuadro de situación, hay que prestar atención a un anuncio hecho hace dos semanas, en un acto dedicado a la lucha contra el terrorismo. Putin dijo en su discurso que Rusia estaba en el umbral de una nueva doctrina de seguridad nacional y que su punto central sería el desarrollo de nuevas armas nucleares que estarían en servicio en pocos años.

Junto a la construcción de poder Putin se opuso sistemáticamente a cualquier aventura de los EEUU, en su lucha contra el terrorismo, salvo cuando necesito el apoyo de Washington en su lucha en Chechenia, en ese caso los Putin y los Bush cenaron amablemente en Texas, rieron contaron Chistes, el rubio ex KGB, se puso un sombrero Tejano y aprobó lo que Bush hacía.

El enfrentamiento entre los dos Viktor, por el gobierno ucraniano no es una expresión pura de la lucha por la libertad y la democracia contra la burocracia ex soviética como intentan plantearlo EEUU y Europa, y tampoco una lucha entre el imperialismo occidental y el honor y la independencia de las ex repúblicas en su lucha por la soberanía en un mundo globalizado. La puja se puede leer en dos niveles, el local, donde la disputa por el poder de los principales clanes que, con la caída del régimen soviético, se apoderaron de los diferentes espacios de la economía del país. Y el nivel internacional como la continuación de la Guerra Fría EE.UU. Europa/URSS.

Los principales clanes dentro de Ucrania son tres:
En Kiev, Viktor Medviedchuk, jefe de la administración presidencial, un consejero próximo al Kremlin. Se lo presenta como el cerebro detrás del poder. Controla la cadena de televisión pública UT-1 y las cadenas privadas 1+1 e Inter, comprometida con la campaña electoral de Yanukovich.

En Donetsk de donde son originarios el Primer ministro Víctor Yanukovich y Rinat Akhmetov, el hombre más rico del país con una fortuna estimada en 3.500 millones de dólares. Controla la mayor parte de la industria metalúrgica del Donbas e igualmente la cadena de televisión Ukraina (Ucrania) y el cotidiano Sevodnia (Hoy).

En Dnepropetrovsk, Víctor Pintchuk, yerno del presidente saliente y Director General de Interpipe, es un personaje cercano a la Casa Blanca en Washington. Sus negocios están asociados a George H. Bush (padre), George Soros y a Henry Kissinger. En un año duplicó su fortuna, que es hoy en día la segunda mayor del país con cerca de 2.500 millones de dólares. Controla las cadenas de televisión ICTV, STB, Novy Canal y el cotidiano Fakty.

Leonid Kuchma nunca mostró intenciones de reducir la influencia de los clanes, pero los ha enfrentado para impedir que desafíen su autoridad. La lucha entre clanes ha hecho que Ucrania se convierta en uno de los países más corruptos del mundo

Ucrania es hoy un país altamente polarizado dividido entre Este y Oeste, la región del Este, abiertamente favorable Rusia, Allí se encuentran las principales minas de carbón, y cuya producción es íntegramente exportada hacia Rusia. Y el Oeste, abiertamente pro-occidental, apoyó a Viktor Yuschenko. El Este del país es religiosamente ortodoxo y el Oeste considera al papa Juan Pablo II como un héroe.

La relación bilateral desde lo político económico, dentro del marco cultural antes planteado, es vital para Rusia. Y en esta relación, Putin posee dos mecanismos para controlar aun a un díscolo en apariencia como Yúshenko. La primera vía la constituyen las materias primas energéticas. Ucrania no las produce prácticamente y depende literalmente del petróleo y gas natural que llega de Rusia.
La segunda es la presión que ejercen las minorías rusas, mayoritarias en la parte más oriental de la república y en la propia Crimea, y que obligan a los dirigentes ucranianos a moverse con cautela. En esas condiciones Rusia tiene casi la sartén por el mango. Por eso Viktor Yuschenko plantea Soros mediante, la idea que llegarán capitales de EEUU y europeos, pero siempre señala que los intereses rusos siempre serán tenidos en cuenta.

Pero Putin piensa mucho más allá de los negocios. La forma en que Yúshenko logró forzar, con respaldo occidental tan importante que derivó en la anulación de un resultado electoral previo, es para Moscú una prueba de que existe un plan alentado por la Casa Blanca y la Unión Europea -quienes dispusieron de información privilegiada y rotunda sobre el fraude, -de alterar el “status quo” de dominio ruso en el Cáucaso.

Putin, acusó a Estados Unidos de intentar desestabilizar a los países que rodean a Rusia, con el fin de impedir a Moscú que desarrolle su política respecto a los estados que formaban parte antiguamente de la Unión Soviética, continuo hablando , de “revoluciones rosas o azules”, en una clara alusión al movimiento prooccidental que condujo a Mijaíl Sakashvili a la presidencia de Georgia o al movimiento naranja que puso a Viktor Yushenko a la cabeza de Ucrania, respondiendo así a las declaraciones realizadas por el presidente de Polonia Aleksander Kwasniewski, acerca de que Washington preferiría una Rusia sin Ucrania.

Prácticamente los más importantes vínculos de infraestructura de Rusia con Europa, además de sus cañerías de gas, pasan a través de Ucrania; la única flota significativa de Rusia se encuentra en Sebastopol, en la península de Crimea Ucrania y Ucrania siempre ha sido, y continúa siendo, el granero para gran parte de Rusia occidental. Una Ucrania que se distancie de Rusia y se integre con Occidente, podría ser una mayor pérdida y humillación para el Kremlin que cualquiera de los golpes que haya sufrido desde el colapso de la URSS.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Heridas en mi alma

Fuente Literaria

Poesías Eróticas/ Heridas en mi alma

Siempre te he amado y no puedo negarlo. Estas en mi imaginario y, llevo, esto

Por dentro.

Es un desahogo, a un sustento.  Es la urgencia de la garza

Más allá, una corocora, en Borburata.

Busco tu ausencia, entre las ramas y, tus sustanciales besos.

Es la herida, me faltan heridas y, me muero sobre diciembre.

 

Vienes, a serenar mis pensamientos, no te veré morir. Llevo conmigo

Esa melancolía y nostalgia.

Por la ausencia de los aires, de tu viento.

 

Conciencia, es mi tormento, tu despedida, no me aclimata.

Ya no estas, en el día futuro. Con quien. Déjame abrazarte,

Sino me abrazaste nunca.

 

Como esa noche, nunca, jamás volverá

Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía. Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio claro como una lámpara, simple como un anillo. Eres como la noche, callada y constelada. Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente. Distante y dolorosa como si hubieras muerto. Una palabra entonces, una sonrisa basta. Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Han pasado las noches, Respetando tu cuerpo,

Agarre la llave, de tus manos, copias de un sueño.

El deseo es rey.

Que, tu cuerpo y conciencia sean siempre mi adoración.

Un amado espacio de revelaciones.

La historia de un hombre y. una mujer que escriben y se hallan atrapados en el fondo del agua agitada. La luna llena es símbolo y testigos de esa noche tibia, donde se unen dos almas ansiosas por la pasión y el amor de escribir unas cuantas líneas. Donde quedarán en el presente, para aquellas personas que quieran ir a las aguas de la pilata. ¡Y la tarde soleada, volverá a ser testigo de la historia de un hombre y una mujer escriben y hallan el amor y la pasión por escribir…! ¡Feliz noche…! Bendiciones.

Garza es mi pena, esbelta y triste garza,

sola como un suspiro y un ay, sola,

terca en su error y en su desgracia terc

Recuerdo que el amor era una blanda furia

no expresable en palabras.

Y mismamente recuerdo

que el amor era una fiera lentísima:

mordía con sus colmillos de azúcar

y endulzaba el muñón al desprender el brazo.

Eso sí lo recuerdo.

Rey de las fieras,

jauría de flores carnívoras, ramo de tigres

era el amor, según recuerdo

 

¡Me enamoro cada día más de cada palabra que escribes…! Si pudiéramos volar, hasta llegar al paraíso, ¡por un momento fuéramos felices…! ¡Si pudiéramos salir de ese humo de tinte donde tenemos que nos arropa y descubrirnos y ser… y el mago que nunca ha existido olvidarlo…! Con todo mi respeto, Thais y Chila despertarán en el paraíso y será tan hermosas como eran y todas las mujeres serán felices donde ya no habrá llanto, dolor, ¡ni tristeza…! ¡Todas las familias se respetarán ya no será una cosa ni la otra, no existirán sectas distintas todos seremos iguales…! ¡Mil respetos…!

¡Feliz noche…! Bendiciones.  Emiro Enrique Vera Suárez. 12. 10. 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los escuderos de la presidencia y marcadores de puestos en políticas públicas

Aventis.

América Latina está siendo muy maltratada y los escenarios se convierten en violentos por acción del campo político y, es terrible que tanto los campos agrícolas, como ciudades de cualquier país del Sur se haya transformado en un nivel de agresión permanente en las más terribles y diversas modalidades.

Lo más atroz es que, los presidentes se prestan para el juego, deteriorando la democracia y, en vez de llamar a un oasis de paz, crean los modelos para construir un estamento que dañe el cuerpo físico y emocional de los ciudadanos, caso típico, el de Venezuela y Colombia, donde uno se cree turco u oriental y el segundo, norteamericano. Pero, más allá se encuentra el control de las conductas y de las riquezas de cada región.

No se trata de responsabilizar a nadie, ni de abrogar culpabilidades que en nada contribuyen a la solución del problema. No es un asunto de políticas públicas estratégicas y educativas (creo que en el marco del desarrollo de competencias ciudadanas ellas son acertadas), no es tampoco un hecho que corresponda de manera directa a las autoridades (¿cómo puede un Secretario de Educación o incluso un rector responder por la conducta de los miles y miles que habitan las aulas de todos los establecimientos? Es imposible), tampoco corresponde a los militares, quienes seguramente hacen su mejor esfuerzo por inculcar en sus discípulos valores imprescindibles como respeto, tolerancia, comprensión y aceptación entre otros valores.

Lo que ameritan hechos como estos no es en modo alguno hacer señalamientos, que resultan improcedentes e inútiles, creo que lo que urge, es una reflexión ciudadana, porque culpables somos todos, la sociedad completa. La indiferencia colectiva, la falta de amor que nos afecta (¿o quién puede afirmar que ama lo suficiente, que lo que hace en beneficio de su prójimo basta?), el rompimiento de la institución familiar en el cual cada uno tiene que ver, la ausencia de padres y madres (física o espiritual, de la cual no se salva ninguna clase social. Los más pobres porque están buscando como subsistir y los más ricos, porque sus “negocios” les copan todo el tiempo… En fin. Quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra. Es un dicho popular que, estamos acostumbrados de escuchar. Siempre hago mi cola en la agencia bancaria o mercado, no me gusta estar marcando puestos, esto constituye un delito hacia  el bien ciudadano y, por desconocimiento de nuestra identidad originaria y cometemos, a menudo tal falta por efectos de una transculturización deprimente, porque nuestros directores institucionales y la presidencia de la república, no supieron seleccionar al personal indicado y amante de su profesión, todos a la vez, prefieren colearse.

 

 
Todos tenemos que ver y definitivamente no es un hecho aislado. Hay violencia en prácticas deportivas, en encuentros lúdicos, en los patios de recreo, en los salones.Violencia que se expresa en palabras bruscas, en ademanes poco cordiales y a veces en gritos y golpes. Violencia que no es otra cosa que el reflejo triste de la falta de afecto y la ausencia de un buen ejemplo, del maltrato, de las tantas omisiones, de una guerra interna que consume a niños, adolescentes y jóvenes en dimensiones que asustan.

¿Qué vamos a hacer para que esta locura colectiva frene? ¿Cómo vamos a construir una convivencia auténtica y duradera? ¿Cómo vamos a lograr que dejemos de hacernos daño y empecemos a amarnos más? Sabiamente lo dijo Gandhi: “No hay camino para la paz, la paz es el camino”.

Anteriormente, en otros tiempos. Ser presidente y gobernar era una responsabilidad confiada a las personas más destacadas de cada comunidad o partido político. Si bien, en muchos casos, siguen siendo llamados a esta tarea los más íntegros y respetados, la realidad de lo que representa gobernar ha cambiado mucho por diversas razones.

La labor de gobernar a los pueblos y conducirlos por los caminos del desarrollo fue en algún tiempo honorífica y grata. Quienes ejercían la tarea eran respaldados por sus pueblos, admirados, respetados e incluso puestos como referentes de virtud. Una vez terminado el periodo en sus respectivos cargos, eran convocados para brindar conceptos sobre diversos temas aprovechando su experiencia.

Es lamentable como denigran de José Luis Rodríguez Zapatero, Barak Hussein Obama y Nicolás Maduro Moros. He llegado a una conclusión, luego de releer algunos artículos periodísticos, informes y el mismo internet.  No supieron aplicar la ley en sus propios territorios y los Venezuela hemos tenido la mala suerte de ser gobernados desde las alcaldías por extranjeros y, hemos tenido dos presidentes Colombo- venezolanos.

La situación no es fácil, y si a esto se suma que el pueblo suele ser fuerte con las críticas a sus líderes políticos, queda planteada una diversidad de preguntas. Pero, la más contrariada de todas, es porque los políticos están interesados en albergar en sus territorios a terroristas árabes yihadistas, islamitas, Alqaeda y talibanes. Somos herederos de una historia y, esto se debe respetar y, sobre todo, sembradores del porvenir.

La historia brinda respuestas importantes, por eso es trascendental que se siga indagando sobre nuestros orígenes y el devenir de nuestra tradición, para comprendernos mejor y explicarnos a nosotros mismos. Se ha discutido mucho sobre esto, no hay unanimidad sobre nuestro gentilicio. Sin embargo, más allá de si se encuentra o no sustento para utilizar una palabra u otra, lo fundamental de la identidad es lo que vive en el imaginario colectivo y en la esencia espiritual de nosotros: Lamentablemente a veces en Venezuela, se nos extravía la identidad, dicen que por ser hijos de la cultura cafetera y del cacao, somos individualistas, hecho que se explica en que los recolectores realizaban su labor de manera independiente, sin haber aprendido a trabajar de manera colectiva. Esto no tiene porqué convertirse en una condena.

Pero, nuestro cacao se lo llevan para Europa, y lo traen procesado más costoso y, el café a Colombia y embolsado en torrefaceras del vecino país. Claro que podemos estar juntos, ponernos de acuerdo, superar los dolores de antaño y ayudarnos unos a otros para definirnos, encontrarnos y con una identidad clara, compartida, grabada en lo profundo de la esencia de cada cual, disponernos a construir lo que queremos lograr.

No somos extranjeros,  Es la Venezuela nuestra, la lagrimea cada instante porque exige justicia y lealtad, estamos siendo esclavizados de nuevo y ya no tenemos contratación colectiva, los fundamentalistas del mercado, nos aumentan el precio y guardan silencio, necesitamos una voz protagónica que nos lleve a un verdadero proceso de libertad y patria socialista, es necesario un giro político, Brasil acaba de levantar su voz, los países del Sur están oprimidos por la violencia entre hermanos, necesitamos armonizar y estar vigilantes por la paz.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Rusos, dejen de juguetear con Latinoamérica y defínanse con los árabes

Aventis

 

El profesor Friedrich Von Hayek, en una oportunidad, expuso que las economías comunistas eran un lastre, porque, necesariamente la igualdad y escasos incentivos para los trabajadores, en el sentido que quebrantaban los contratos colectivos, era permanente. Preferían dar bonos… Se podía evidenciar los engaños y mentiras, debido a que el principal problema, es como se distribuye el capital. Ante la ausencia de la democracia combinada con la centralización del poder económico en mano de los planificadores permitía a los grupos y facciones de interés más afianzados, llevarse la mejor parte del león.

De allí, la suma rigidez de los sistemas comunistas que, produjo la destrucción total de la capacidad innovadora del régimen, dándose una cadena de intereses que impedía una distribución de recursos de manera equilibrada, desde los alimentos hasta llegar a la telefonía pública.

La URSS, en su mejor época, mantuvo el control de la propaganda y los medios, durante la época de la guerra fría hasta hoy. Ellos, motivaban guerras de liberación de los pueblos y comarcas, nombrando jefes de calle para asignar cajas de bebidas y alimentos y descubrir quienes le adversaban y, desde allí, liberaban guerras de liberación o terroristas de menor alcance para los que adversaban a Lenin, Stalin hasta Vladimir Putin, proveniente de la KGB.

Estos servicios especiales apoyaban al IRA, ETA, Corsos, OLP, ASALA, fracción del ejército rojo, Acción Directa que era un prototipo de Acción Democrática, el primer partido de la izquierda en Venezuela junto al PCV, FARC, ELN Y el Sandinismo.

En este contexto, la abadía de Sant Miquel de Cuixá se convirtió en un centro de reunión para los supuestos revolucionarios vascos y catalanes. Así en 1971 se señaló a unos de sus monjes como la cabeza de la Red Internacional Revolucionaria que englobaba un rebaño singular: Izquierda Proletaria, en Francia; Brigadas Rojas, en Italia y la ETA aquí. Eran los inicios de una Red que se conocería como la Organización Comunista Combatiente -OCC-, una década más tarde, agruparía todos los grupos terroristas en Europa Occidental. En 1982, el papel de la OCC, Organización Comunista Combatiente, volvió a salir a la luz cuando las fuerzas militares israelitas capturaron a ciento trece etarras, veintiséis de la Fracción del Ejército Rojo y dos de las Brigadas Rojas en el campo de Saido en Beirut. Debemos recordar que en este contexto estalló la bomba de la estación de Bolonia en agosto de 1980 y que en España nació el GAL.

Luego, aparece en el tiempo, José Luis Rodríguez Zapatero, dando paso en España a una buena porción de inmigrantes, venidos del Sahara y del mundo árabe. Y, la historia ya ha hablado sobre ello, apareciendo este ex ministro de España asesorando a Venezuela y reuniéndose con los Clinton en dominicana.

Responsables de ETA estuvieron en Cuba desde 1966 a 1968 y en Checoslovaquia en 1969 y 1970. En la Escuela de Policía de la suma argelina unos ciento ochenta miembros de ETA se entrenaron entre 1975 y 1978; unos setenta miembros de ETA se entrenaron en los campos palestinos de Beirut y en Yemen del Sur entre 1980 y 1981; un número incierto de miembros de ETA se entrenaron en los campos sandinistas de Nicaragua, en campos de Bolivia y en campos de Guatemala en los años ochenta; la ETA tenía conexiones con el Ejército Revolucionario del Pueblo de Argentina y los montoneros de Uruguay; además de una serie de comunidades bien establecidas en Bolivia, México y Venezuela; y el IRA realizó para la ETA la campaña de atentados en la costa de los veranos de 1979 y 1980.

Este fue el contexto del terrorismo internacional en el que se inserta la detención de ciento trece miembros de ETA, veintiséis miembros de la Baader y treinta y dos miembros de las Brigadas Rojas que realizaron las fuerzas israelíes en Beirut.

Esto, está escrito, en resúmenes históricos y nos habla de una doble faz, ahora acusan a Eva Gollinger de espía, cuando es una mujer de izquierda y, por esta razón, obvie dos entrevistas para un canal televisivo sirio y a Spunik para no ser calificado como espía, aunque mis escritos, como profesor de filosofía e historia están regados en internet, basta buscarlos. ¿Recuerdo que fui acusado de adeco socialista por un columnista de Aporrea, desconocedor de ciertas realidades y, en verdad que somos?   De izquierda o neoliberales o, estamos gobernados por un militarismo montado por la izquierda y, que ahora le da vuelta al trompo.

En 1977 se pudo observar que en plena competición bipolar los territorios franceses de ultramar, sobre todo en el Pacífico Sur, volvían a ser un centro de injerencia, espionaje y apoyo a los movimientos separatistas de la estrategia del Bloque comunista. Un gran ejemplo de ello fue el papel que jugó el barco, soviético, Ivan Franko en el Golpe de estado pro-soviético que surgió en Nueva Caledonia en marzo de 1979. Aunque no se puede olvidar que el centro radial del KGB y la GRU en el Pacífico Sur estaba en Australia. Este es el escenario de los barcos pesqueros mediante los cuales la URSS facilitaba sus acciones y contactos para sus intereses o la colaboración con los grupos independentistas en juego. Como volvió a ocurrir en Nueva Caledonia sobre 1981 con la presencia de los Servicios Secretos cubanos para acelerar una descolonización que también aplaudían desde Libia. Eso sí, Gadafi tenía los mismos deseos en Numéa y la Isla de Reunión. En Reunión no tardó en nacer una Organización Comunista que pronto estableció contactos con el (FLNC) Frente de Liberación Nacional Corso que tras pasar a la órbita Libia pasó a denominarse Movimiento Popular para la Independencia de Reunión. Pero a partir de 1981, cuando el apoyo libio no iba a ninguna parte, el movimiento atrajo a consejeros cubanos y soviéticos para su lucha. El guión de la historia se repitió en las Antillas francesas cuando el Régimen cubano fijó sus ojos en ella. Pero esta vez el grupo naciente, del imán Sissoko Mamadu, prefirió inclinarse por el modelo de Jomeini.

Quien decidió enviar sus comandos a Latinoamérica y, más que todo a Argentina y           En la década de los ochenta comenzó la denominada Segunda Guerra Fría, tras la distensión de los años setenta, las relaciones entre las dos potencias se volvieron a tensar notablemente, la OTAN se decidió a desplegar los misiles cruceros en la Europa Occidental y comenzaron dos revoluciones destinadas a cambiar el mundo: la capitalista neoliberal con Reagan y la comunista romántica con Gorbachov. Gorbachov fue el responsable de la voladura controlada de la URSS y Reagan contribuyó a la preeminencia global norteamericana. Ante semejante escenario China comenzó, sin entregarse, a ver la viabilidad de un capitalismo autoritario en varias zonas económicas especiales. El comunismo soviético presentaba fisuras muy serias en Polonia, en 1980, el sindicato independiente Solidaridad que contaba con el apoyo de Juan Pablo II comenzó una serie de huelgas que atrajeron a los obreros, a los técnicos y a los intelectuales que hicieron tambalear el poder rojo. Reagan unió a los neoliberales y a los neoconservadores en la punta de lanza de la contrarrevolución norteamericana basada en el rearme moral y las teorías económicas de Friedman que caracterizó la receta estadounidense para la Segunda Guerra Fría. Los Estados Unidos comenzaron el asalto final gracias a los créditos aportados por Japón y la nueva visión neoliberal para el mundo fue presentada públicamente por Robert McNamara en febrero de 1980 con el programa de los Prestamos de Ajuste Estructural del Banco Mundial a largo plazo; el FMI comenzaría a ser el arma más eficaz de la Segunda Guerra Fría: Guinea-Bissau y Mozambique abandonaron el campo comunista y aceptaron el trato con el FMI. El antiguo hábito de apoyar a los dictadores militares se cambió por la Guerra de guerrillas: Nicaragua, Filipinas, Afganistán, Angola, Etiopía y El Salvador. La competencia final de las dos potencias mundiales de la Guerra Fría comenzó por la Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE), más conocida como la Guerra de las Galaxias, que encabezada por Ronald Reagan no pudo ser afrontada por una Unión Soviética que ya estaba derrumbándose.

Así, en las navidades de 1989 el Foro Cívico, en Praga, formado por hombres como Václav Havel estaban desmantelando setenta años de socialismo real para enviarlo al basurero de la historia. Había caído hacía poco el Muro de Berlín. Y la libertad llegaba a Checoslovaquia, Polonia, Viena, Rumania, Yugoslavia, Hungría y demás países fagocitados tras la II Guerra Mundial. Acababa de cerrarse el enfrentamiento ideológico más poderoso de la historia que arrancando desde el siglo XIX pasó por la Gran Guerra, el auge de los programas radicales que presentaron los Frentes Populares en Europa, la Guerra Civil española, la II Guerra Mundial y la Guerra Fría donde Europa Occidental con la ayuda americana implementó un Estado del Bienestar que cerró la puerta tanto a los viejos fantasmas fascistas como al mito comunista. Como bien indica el profesor Tony Judt se desarrolló una Europa postnacional a modo de prevención profiláctica. Europa arruinada, despojada de sus imperios y sin esperanzas políticas; se agarró a una idea de libertad que permitió la asociación de los democristianos y los socialdemócratas que terminaría desarrollando la Unión Europea.

Así el papel de la Unión Soviética en ese combate por las mentes y los corazones del mundo podría resumirse en la frase de Arthur Koestler: “Que enorme fue el deseo de un nuevo orden humano durante el periodo de entreguerras y qué lamentable el fracaso a la hora de cumplirlo”. En la izquierda, siempre hay pasos de alacranes y traición, el militarismo venezolano quebrará a la democracia socialista del presidente, Nicolás Maduro Moros por no reflexionar a tiempo y buscar un camino diferente al de Chávez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hungría y Venezuela, similitud en una agenda territorial

La Tecla Fértil

 

Los magliares se asentaron en un nuevo territorio, que llegaron en el siglo IX procedentes de los Urales tras largas migraciones. Una vez cruzados los Cárpatos, la gran llanura fue el territorio escogido para quedarse y fundar el Estado magiar (posteriormente llamado húngaro al adoptar el latín como idioma y el cristianismo como religión). Durante casi un milenio el Reino de Hungría abarcó prácticamente todo este territorio, llegando desde el mar Adriático hasta los Cárpatos orientales, con una extensión de 282.000 kilómetros cuadrados y una población de 18 millones de habitantes. Junto con la corona austríaca formarían el Imperio Austrohúngaro, dando lugar a una potencial mundial que fue la época más gloriosa del país. No obstante, en la cuenca Cárpata no solo vivían los húngaros, sino que más bien era un gulyás de etnias y nacionalidades (eslovacos, rumanos, serbios, checos, croatas…), si bien el territorio era administrado por la corona húngara.

Posteriormente Hungría se alinearía con las potencias centrales en la primera guerra mundial, y, tras perder la guerra, llegaría el traumático tratado de Trianon, la mayor tragedia moderna de Hungría, por la cual la cuenca de los Cárpatos, casi exclusiva del Reino de Hungría, se repartió como una tarta de cumpleaños entre los estados de alrededor, quedando Hungría reducida a 93.000 kilómetros cuadrados (la tercera parte que antes) y 8 millones de habitantes (menos de la mitad que antes). El norte fue a parar a Checoslovaquia (hoy en día la parte de Eslovaquia), el este a Rumanía, el sur a Serbia, Croacia se separó definitivamente, y el oeste fue a Austria y Eslovenia. Además de los territorios y su población, se perdieron zonas agrícolas e industriales fundamentales, así como las infraestructuras que había en ellas. Resumiéndolo en un símil futbolístico: Hungría pasó de jugar la Champions league a hacerlo en 2º división.

Pero si el trauma económico fue duro, el social fue aún peor. Debido a este reparto territorial, millones de húngaros quedaron repentinamente viviendo en los nuevos países de alrededor, lejos de la madre patria, aunque siguieron con su idioma y cultura, a pesar de las dificultades. Pese a que muchos emigraron a la nueva y reducida Hungría por motivos personales, económicos o sociales, a día de hoy sigue habiendo más de 2 millones de húngaros repartidos a lo largo de toda la cuenca de los Cárpatos, por las actuales Eslovaquia, Rumanía, Serbia y Ucrania fundamentalmente

.Hay que mencionar dos cosas importantes: la primera, que, en el territorio entregado a cada país, los húngaros no eran mayoría (es decir, en la parte entregada a Checoslovaquia la mayoría eran eslovacos, en Transilvania, rumanos, etc..) pero sí que en zonas concretas dentro de cada territorio los húngaros eran mayoría. Las nuevas fronteras fueron trazadas muy torpemente, suponiendo que el motivo fuese homogeneizar las naciones dentro de cada Estado (el motivo oficial), aunque si se buscaba castigar a Hungría desde luego entonces fue todo un éxito. La única posibilidad de recuperarlos fue volver a alinearse con Alemania en una nueva guerra, cosa que sucedió poco después, en la segunda guerra mundial. Para muchos historiadores los tratados de Versalles y Trianon no fueron sino el caldo de cultivo para generar una nueva guerra.

 

La nueva Hungría pasó a ocupar tan solo una parte de la cuenca de los Cárpatos, sin embargo, más de dos millones de húngaros habitan dicha cuenca en los países limítrofes: Rumanía, Eslovaquia, Ucrania, Serbia, Croacia, Eslovenia y Austria. La pérdida de los territorios húngaros tras la primera guerra mundial (tratado de Trianon). Fue atroz, la actual Hungría. Todo fue más oscuro, el antiguo Reino de Hungría, el reino croata estaba unido a él, Fueron territorios perdidos con mayoría de población húngara que quedaron fuera del país.

Los húngaros siguen viendo la cuenca Cárpata como su hogar, y con razón, ya que fuera del actual Estado húngaro, el territorio continúa salpicado de minorías de húngaros rodeadas de rumanos, ucranios, serbios o eslovacos, como el envoltorio moteado de un Túró Rudi. A pesar de que muchos territorios se perdieron, al haber más de 2 millones de húngaros aún en ellos y haber pertenecido durante un milenio a la corona húngara, los magiares siguen viendo la cuenca de los Cárpatos como su casa. Así, en Hungría hay unos 10 millones de habitantes, casi todos de etnia húngara, pero en la cuenca Cárpata residen más 12 millones de húngaros en total. En la televisión, por ejemplo, el mapa del tiempo abarca toda la Kárpát-medence, las noticias y reportajes son sobre los húngaros de toda la región (y no solo de la República húngara), ya que cuenta con televidentes repartidos por toda la región. Cultural y socialmente hay muchos vínculos y uniones (programas educativos, políticos y de cooperación), más allá de los conflictos que ocurren a diario por los “choques culturales” entre las minorías húngaras y los ciudadanos eslovacos, rumanos o serbios, entre otros.

 

Aunque está cerca de cumplirse un tiempo más, de la primera guerra mundial, los húngaros de los países del entorno han continuado hablando su idioma, practicando su cultura y sus tradiciones, y pese a tener pasaportes de Eslovaquia o Rumanía, no se han vuelto eslavos ni latinos. Continúan siendo húngaros, y orgullosos de ello

La mayor ciudad de la cuenca de los Cárpatos es la capital de Hungría, Budapest, con sus 1,7 millones de habitantes. Le siguen la capital de Serbia, Belgrado, con 1,1 millones, Zagreb, la capital croata, con 0,8 millones y Bratislava, la capital eslovaca, con 0,5. Los ríos Danubio y Tisza son los más importantes de la región.

 

La República de Hungría sigue siendo, pese a todo, el país que ocupa la mayor parte del territorio, formado sobre todo por Alföld, la gran llanura húngara, y Dunántúl, los territorios al oeste del Danubio. La parte norte de Kárpát-medence, la eslovaca, se denomina en húngaro Felvidék, o tierras altas, al ser bastante montañosas. La zona de Ucrania, al este, es Kárpátalja (Transcarpatia). La zona rumana, también al este, se conoce como Erdély la parte sur, de Serbia, Croacia y Eslovenia, Délvidék (tierras del sur), y la zona de Austria son las Őrvidék (tierras de los őr, o vigilantes occidentales, llamadas Burgenland en alemán).

Los territorios perdidos en Trianon continúan siendo una reivindicación social y política. Se pueden ver desde pegatinas en los coches con la silueta del Reino de Hungría, hasta manifestaciones y todo tipo de actos. Hungría no se ha recuperado aún de la tragedia, y el desbarajuste territorial y humano aún sangra.

 

Venezuela, por igual viene perdiendo extensas planicies y zonas altas de su territorio, cuya topografía agreste le fue difícil a los españoles conquistar, pero, la mayoría de nuestros indígenas organizados en forma tribal y etnias recorrían estas tierras desde Nuevo México hasta llegar a los Mapuches en Argentina, países invasores acabaron con Los Incas, Mayas y Aztecas.  Ahora nuestras tierras son repartidas a los chinos y otros países por bloques para sacar sus riquezas desde el subsuelo, un asunto delicado que los norteamericanos supieron respetar y que, Noam Chomsky lo sabe muy bien y, no me explico porque visita a Lula Da Silva que es un cómplice incidental a través de Odebrecht, que, no  han sabido manejar realidades tras una verdad, es otro asunto. Se tiene previsto que Venezuela quedará dividida en tres porciones territoriales de venirse lo imprevisto y los protestantes pentecostales le hacen un doble juego a la divina procedencia, con los comunistas y con Dios, a través de la figura de Javier Bertucci, un comediante más, porque en la verdadera Iglesia Evangélica no lo aceptamos, por usurpar el Evangelio y el nombre de Jesús, lo que indica que esta crisis es territorial y espiritual, más no económica.

Vladimir Putin y Donald Trump, miran a su alrededor y no quieren aparecerse en los telediarios y periódicos del día como aplicadores de leyes represivas, ya que son empresarios y fueron llamados a organizar la economía mundial, pero, el gran problema es China que, con sus ventas de chatarras quieren seguir engañando al mundo, a través de la nueva Ruta de la Seda.

Los ataques xenófobos manejan una contracultura y, La entrada a la Unión Europea no ha servido para nada en este aspecto. Aunque muchas leyes se retocaron para cumplir criterios de entrada (como en Eslovaquia o Rumanía), con el tiempo han quedado en agua de borrajas. Los partidos más radicales (especialmente la extrema derecha) son muy poderosos en esta zona, sobre todo en Eslovaquia, Ucrania y la propia Hungría, y han adoptado una ideología muy agresiva y nacionalista que empeora aún más la frágil convivencia de húngaros, eslovacos, rumanos o serbios. Lo peor de todo es que no parece que la cosa vaya a arreglarse, sino todo lo contrario.

En Venezuela, hay grupos pentecostales que se dicen evangélicos llamados a crear distensión entre los venezolanos y, la ruptura de sus valores culturales como étnicos se agudizan entre sí, por la lucha de poder y el control de las bolsas CLAPS para revenderlas a quien sea, como me lo indico un pastor de Iglesia serio, donde me indicó que miembros del Consejo Comunal le ofrecieron cuatro bolsas a 25.500 de los antiguos, fuertes.  Cuando su valor es menor. Habría que preguntarle a José Avila, director de AMILCA- Carabobo como es este juego en el pase de la bolsa y el gobierno central investigar su pase por el INTI.

Pero, esto, no es más que la reorganización de los territorios, tal como sucedió en Hungría, quien al lado de Venezuela reflejan el mismo episodio político.  Todos son neoliberales y hablan de marxismo, ni siquiera saben quien es Carlos Marx y su obra.  El asunto es delicado y, los recursos son ofrecido al mejor postor y Putin como Trump no caerán en este escenario, por esto, dejan atrás a Cuba, Bolivia y Venezuela, no quieren verse envueltos en colmillos de agentes del neofascismo o neonazis, grupos que se manejan en forma lateral de los gobiernos centrales. Alemania y el FMI tienen problemas con sus colonias, Cristina Lagarde como excusa, acepto trabajar parcialmente con la moneda china, porque las mafias bancarias controladas por Pekín hacen sus esguaces en el mundo occidental y desean desaparecer el dinero en efectivo.

Los califatos occidentales empiezan a reorganizarse bajo el asesoramiento del Islam proveniente del Medio Oriente, ligados a la santería, los cuales ocasionaron muertes brutales a calificados amigos del comandante Hugo Chávez Frías, toda una secuencia de complicaciones, bajo la mirada de un gobierno central que busca su identidad desde Miraflores y, cuya vista da al Cuartel de la Montaña, debe cuidarse el presidente Nicolás Maduro Moros, hay realidades que dan apariencia de oscuridad.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario